La Orden de Malta

La “Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta”, más conocida hoy como la Orden de Malta, es una Orden religiosa católica, laica, de caballería y nobiliaria, fundada en Jerusalén alrededor del año 1048, para dar apoyo hospitalario a enfermos y peregrinos y defender la fe. Durante cerca de 800 años la Orden ejerció control político y militar en varias regiones de Palestina, en la Isla de Rodas, y en la Isla de Malta hasta 1798. En todos esos sitios estableció y administró hospitales para atención de gentes pobres, a quienes los Caballeros llamaban “nuestros señores los enfermos”; en Malta creó una facultad de medicina que fue una de las mejores de Europa. Después de 1798, al ser despojada por Napoleón de la isla de Malta, dejó de tener actividad militar y se dedicó solo a servir a los pobres y enfermos y a los desplazados por razones políticas o por desastres naturales. Hoy tiene su propio gobierno, en Roma, en dos sitios a los que Italia reconoce extraterritorialidad.

 

Desde su fundación hasta hoy, la Orden, a través de los Caballeros, las Damas y los Voluntarios de cada país, ofrece ayuda humanitaria sin distinción de raza, religión o credo político a personas pobres o que se encuentren en situaciones de especial vulnerabilidad en todo el mundo. Es usual que sus miembros en cada país organicen personas jurídicas sin ánimo de lucro, para cumplir sus actividades. La “Asociación de los Caballeros de la Soberana Orden Militar de Malta”, en Colombia, es una de ellas. Y la “Fundación para obras de los Hospitalarios de la Orden De Malta, Colombia” (Fundobras), es la de más reciente creación, orientada especialmente al funcionamiento de VALETTA para generar recursos con destino a las obras sociales de los Caballeros y las Damas de la Orden en Colombia.

 

Por razón de su historia, la comunidad internacional reconoce a la Orden como sujeto soberano de derecho público internacional, por lo cual tiene tratados internacionales con más de 100 países, entre ellos Colombia, y tiene rango de Observadora en las Naciones Unidas.

 

Colombia ha regulado sus relaciones con la Orden desde 1953 (Decreto 145/53), y en 1999 firmó con ella en Roma un Tratado de Cooperación aprobado por el Congreso mediante Ley 767 del 31 de Julio de 2002, el cual fue declarado exequible por la Corte Constitucional en la Sentencia C-255 de 2003. Colombia envía embajadores ante la Orden en Roma y recibe en Bogotá embajadores de la Orden.

 

La Orden, apoyada en sus relaciones diplomáticas, tiene hospitales, centros médicos ambulatorios, residencias para personas de la tercera edad y discapacitados, y centros para enfermos terminales en más de 120 países. Sus actividades en el campo de la salud han contribuido al avance de las ciencias médicas.

 

Para consultar más información sobre la Orden visite el sitio web oficial de la Orden de Malta, o el sitio web de la Orden de Malta Colombia.